Productos clave de la gastronomía japonesa

La riqueza gastronómica de Japón es indiscutible. Su oferta culinaria en una de las más amplias en el mundo, y muchos de sus platos tienen una gran popularidad en todos los continentes. Cada uno de sus platos son capaces de reflejar la cultura, tradición y costumbres de la nación de una forma excepcional. Son muchos los ingredientes detrás de cada preparación. Sin embargo, existen algunos productos que son la base fundamental de este tipo de gastronomía.

miso-sake-watatsumi-japones-barcelona

Sus ingredientes más importantes

Aunque la cocina japonesa es increíblemente amplia y son muy diversos los productos utilizados, estos podrían ser considerados sus ingredientes fundamentales:

El arroz

Es uno de los productos más importantes y la base de la mayoría de las preparaciones. El arroz, cuya variedad es del tipo japónica, se caracteriza por ser glutinoso, redondo y de grano corto o medio. Existen tres tipos: el uruchi-mai, el cual es refinado, redondo y suave, y suele utilizarse de forma cotidiana.

Otro tipo es el genmai, un grano integral redondo de textura un poco gomosa. Por último, se encuentra el mochigome, una variedad bastante pegajosa que es comúnmente utilizada para hacer mochi y otros postres.

La salsa de soja

Es uno de los condimentos básicos y no puede faltar en cualquier restaurante u hogar japonés. Aunque es común la salsa de soja china, la japonesa se distingue por su sabor particular. Existen dos tipos de este condimento, la koikuchi, la cual es bastante oscura, y la usukuchi, una versión más clara y suave.

Las algas

Las algas son muy usadas en la cocina japonesa, más allá del uso que se les da al elaborar sushi. Una de las más conocidas es el alga Nori y está disponible en tres tipos: la yaki-nori, la cual es tostada, la ajitsuke-nori, caracterizada por ser tostada y sazonada, y tsukudani-nori, la cual es simplemente sazonada. La yaki-nori es la más común de todas y es ampliamente usada para envolver sushi y onigiri.

El Panko

Se trata de pan rallado, pero es un poco más grueso y crujiente que la versión occidental. Es utilizado para empanados de todo tipo y al freírlo crea un corteza que resulta irresistible por su textura y sabor. Está disponible en diferentes grosores, desde 3 milímetros hasta 15 milímetros.

El Sake y el Mirin

Son dos condimentos que, junto con la salsa de soja, forman el triángulo básico de la cocina japonesa. El Sake es una bebida tradicional que está hecha a base de arroz fermentado, similar al vino blanco. Se incluye en la mayoría de las preparaciones por su sabor y aroma característico. El Mirin también está hecho con arroz fermentado, solo que es más dulce que el Sake. El 50% su contenido es azúcar y es utilizado para reducir el olor a pescado y para endulzar ciertos platos.

El Miso

Es una pasta de soja fermentada que se caracteriza por su sabor y aroma intenso. Se usa en sopas, salsas, aliños y adobos. Existen muchas variedades, pero las más usadas son el rojo (de sabor fuerte) y el blanco (de sabor más suave y un poco dulce).